GÉNESIS 37: 23-34

Gn 37:23 Y sucedió que, cuando llegó José a sus hermanos, ellos hicieron desnudar a José su ropa, la ropa de colores que tenía sobre sí; Gn 37:24 Y tomáronlo, y echáronle en la cisterna; mas la cisterna estaba vacía, no había en ella agua. Gn 37:25 Y sentáronse a comer pan: y alzando los ojos miraron, y he aquí una compañía de Ismaelitas que venía de Galaad, y sus camellos traían aromas y bálsamo y mirra, e iban a llevarlo a Egipto. Gn 37:26 Entonces Judá dijo a sus hermanos: ¿Qué provecho el que matemos a nuestro hermano y encubramos su muerte? Gn 37:27 Venid, y vendámosle a los Ismaelitas, y no sea nuestra mano sobre él; que nuestro hermano es nuestra carne. Y sus hermanos acordaron con él. Gn 37:28 Y como pasaban los Midianitas mercaderes, sacaron ellos a José de la cisterna, y trajéronle arriba, y le vendieron a los Ismaelitas por veinte piezas de plata. Y llevaron a José a Egipto. Gn 37:29 Y Rubén volvió a la cisterna, y no halló a José dentro, y rasgó sus vestidos. Gn 37:30 Y tornó a sus hermanos y dijo: El mozo no parece; y yo, ¿adónde iré yo? Gn 37:31 Entonces tomaron ellos la ropa de José, y degollaron un cabrito de las cabras, y tiñeron la ropa con la sangre; Gn 37:32 Y enviaron la ropa de colores y trajéronla a su padre, y dijeron: Esta hemos hallado, reconoce ahora si es o no la ropa de tu hijo. Gn 37:33 Y él la conoció, y dijo: La ropa de mi hijo es; alguna mala bestia le devoró; José ha sido despedazado. Gn 37:34 Entonces Jacob rasgó sus vestidos, y puso saco sobre sus lomos, y enlutóse por su hijo muchos días.

 

GÉNESIS 41: 17-31

Gn 41:17 Entonces Faraón dijo a José: En mi sueño parecíame que estaba a la orilla del río: Gn 41:18 Y que del río subían siete vacas de gruesas carnes y hermosa apariencia, que pacían en el prado: Gn 41:19 Y que otras siete vacas subían después de ellas, flacas y de muy fea traza; tan extenuadas, que no he visto otras semejantes en toda la tierra de Egipto en fealdad: Gn 41:20 Y las vacas flacas y feas devoraban a las siete primeras vacas gruesas: Gn 41:21 Y entraban en sus entrañas, mas no se conocía que hubiese entrado en ellas, porque su parecer era aún malo, como de primero. Y yo desperté. Gn 41:22 Vi también soñando, que siete espigas subían en una misma caña llenas y hermosas; Gn 41:23 Y que otras siete espigas menudas, marchitas, abatidas del Solano, subían después de ellas: Gn 41:24 Y las espigas menudas devoraban a las siete espigas hermosas: y helo dicho a los magos, mas no hay quien me lo declare. Gn 41:25 Entonces respondió José a Faraón: El sueño de Faraón es uno mismo: Dios ha mostrado a Faraón lo que va a hacer. Gn 41:26 Las siete vacas hermosas siete años son; y las espigas hermosas son siete años: el sueño es uno mismo. Gn 41:27 También las siete vacas flacas y feas que subían tras ellas, son siete años; y las siete espigas menudas y marchitas del Solano, siete años serán de hambre. Gn 41:28 Esto es lo que respondo a Faraón. Lo que Dios va a hacer, halo mostrado a Faraón. Gn 41:29 He aquí vienen siete años de grande hartura en toda la tierra de Egipto: Gn 41:30 Y levantarse han tras ellos siete años de hambre; y toda la hartura será olvidada en la tierra de Egipto; y el hambre consumirá la tierra; Gn 41:31 Y aquella abundancia no se echará de ver a causa del hambre siguiente, la cual será gravísima.

 

GÉNESIS 45: 1-7

Gn 45:1 NO podía ya José contenerse delante de todos los que estaban al lado suyo, y clamó: Haced salir de conmigo a todos. Y no quedó nadie con él, al darse a conocer José a sus hermanos. Gn 45:2 Entonces se dió a llorar a voz en grito; y oyeron los Egipcios, y oyó también la casa de Faraón. Gn 45:3 Y dijo José a sus hermanos: Yo soy José: ¿vive aún mi padre? Y sus hermanos no pudieron responderle, porque estaban turbados delante de él. Gn 45:4 Entonces dijo José a sus hermanos: Llegaos ahora a mí. Y ellos se llegaron. Y él dijo: Yo soy José vuestro hermano el que vendisteis para Egipto. Gn 45:5 Ahora pues, no os entristezcáis, ni os pese de haberme vendido acá; que para preservación de vida me envió Dios delante de vosotros: Gn 45:6 Que ya ha habido dos años de hambre en medio de la tierra, y aun quedan cinco años en que ni habrá arada ni siega. Gn 45:7 Y Dios me envió delante de vosotros, para que vosotros quedaseis en la tierra, y para daros vida por medio de grande salvamento.

 

GÉNESIS 46: 5

Gn 46:5 Y levantóse Jacob de Beer-seba; y tomaron los hijos de Israel a su padre Jacob, y a sus niños, y a sus mujeres, en los carros que Faraón había enviado para llevarlo.

 

 

ACERCA DE ESTE SITIO

SITIOS RECOMENDADOS

LISTA DE PASAJES

LITERATURA CRISTIANA

MENSAJE IMPORTANTE

INICIO