Make your own free website on Tripod.com

GÉNESIS 28: 10-18

Gn 28:10 Y salió Jacob de Beer-seba, y fue a Harán; Gn 28:11 Y encontró con un lugar, y durmió allí porque ya el sol se había puesto: y tomó de las piedras de aquel paraje y puso a su cabecera, y acostóse en aquel lugar. Gn 28:12 Y soñó, y he aquí una escala que estaba apoyada en tierra, y su cabeza tocaba en el cielo: y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían por ella. Gn 28:13 Y he aquí, Jehová estaba en lo alto de ella, el cual dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham tu padre, y el Dios de Isaac: la tierra en que estás acostado te la daré a ti y a tu simiente. Gn 28:14 Y será tu simiente como el polvo de la tierra, y te extenderás al occidente, y al oriente, y al aquilón, y al mediodía; y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente. Gn 28:15 Y he aquí, yo soy contigo, y te guardaré por donde quiera que fueres, y te volveré a esta tierra; porque no te dejaré hasta tanto que haya hecho lo que te he dicho. Gn 28:16 Y despertó Jacob de su sueño dijo: Ciertamente Jehové está en este lugar, y yo no lo sabía. Gn 28:17 Y tuvo miedo, y dijo: ¡Cuán terrible es este lugar! No es otra cosa que casa de Dios, y puerta del cielo. Gn 28:18 Y levantóse Jacob de mañana, y tomó la piedra que había puesto de cabecera, y alzóla por título, y derramó aceite encima de ella.

 

GÉNESIS 29: 10-28

Gn 29:10 Y sucedió que, como Jacob vió a Rachêl, hija de Labán hermano de su madre, y a las ovejas de Labán, el hermano de su madre, llegóse Jacob, y removió la piedra de sobre la boca del pozo, y abrevó el ganado de Labán hermano de su madre. Gn 29:11 Y Jacob besó a Rachêl, y alzó su voz, y lloró. Gn 29:12 Y Jacob dijo a Rachêl como él era hermano de su padre, y como era hijo de Rebeca: y ella corrió, y dió las nuevas a su padre. Gn 29:13 Y así que oyó Labán las nuevas de Jacob, hijo de su hermana, corrió a recibirlo, y abrazólo, y besólo, y trájole a su casa: y él contó a Labán todas estas cosas. Gn 29:14 Y Labán le dijo: Ciertamente hueso mío y carne mía eres. Y estuvo con él el tiempo de un mes. Gn 29:15 Entonces dijo Labán a Jacob: ¿Por ser tú mi hermano, me has de servir de balde? declárame qué será tu salario. Gn 29:16 Y Labán tenía dos hijas: el nombre de la mayor era Lea, y el nombre de la menor, Rachêl. Gn 29:17 Y los ojos de Lea eran tiernos, pero Rachêl era de lindo semblante y de hermoso parecer. Gn 29:18 Y Jacob amó a Rachêl, y dijo: Yo te serviré siete años por Rachêl tu hija menor. Gn 29:19 Y Labán respondió: Mejor es que te la dé a ti, que no que la dé a otro hombre: estáte conmigo. Gn 29:20 Así sirvió Jacob por Rachêl siete años: y pareciéronle como pocos días, porque la amaba. Gn 29:21 Y dijo Jacob a Labán: Dame mi mujer, porque mi tiempo es cumplido para que cohabite con ella. Gn 29:22 Entonces Labán juntó a todos los varones de aquel lugar, e hizo banquete. Gn 29:23 Y sucedió que a la noche tomó a Lea su hija, y se la trajo: y él entró a ella. Gn 29:24 Y dió Labán su sierva Zilpa a su hija Lea por criada. Gn 29:25 Y venida la mañana, he aquí que era Lea: y él dijo a Labán: ¿Qué es esto que me has hecho? ¿no te he servido por Rachêl? ¿por qué, pues, me has engañado? Gn 29:26 Y Labán respondió: No se hace así en nuestro lugar, que se dé la menor antes de la mayor. Gn 29:27 Cumple la semana de ésta, y se te dará también la otra, por el servicio que hicieres conmigo otros siete años. Gn 29:28 E hizo Jacob así, y cumplió la semana de aquélla: y él le dió a Rachêl su hija por mujer.

 

GÉNESIS 32: 9-12

Gn 32:9 Y dijo Jacob: Dios de mi padre Abraham, y Dios de mi padre Isaac, Jehová, que me dijiste: Vuélvete a tu tierra y a tu parentela, y yo te haré bien. Gn 32:10 Menor soy que todas las misericordias, y que toda la verdad que has usado para con tu siervo; que con mi bordón pasé este Jordán, y ahora estoy sobre dos cuadrillas. Gn 32:11 Líbrame ahora de la mano de mi hermano, de la mano de Esaú, porque le temo; no venga quizá, y me hiera la madre con los hijos. Gn 32:12 Y tú has dicho: Yo te haré bien, y pondré tu simiente como la arena del mar, que no se puede contar por la multitud.

 

GÉNESIS 32: 24-30

Gn 32:24 Y quedóse Jacob solo, y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba. Gn 32:25 Y como vió que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y descoyuntóse el muslo de Jacob mientras con él luchaba. Gn 32:26 Y dijo: Déjame, que raya el alba. Y él dijo: No te dejaré, si no me bendices. Gn 32:27 Y él le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob. Gn 32:28 Y él dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel: porque has peleado con Dios y con los hombres, y has vencido. Gn 32:29 Entonces Jacob le preguntó, y dijo: Declárame ahora tu nombre. Y él respondió: ¿Por qué preguntas por mi nombre? Y bendíjolo allí. Gn 32:30 Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar Peniel: porque vi a Dios cara a cara, y fue librada mi alma.

 

GÉNESIS 33: 1-4

Gn 33:1 Y ALZANDO Jacob sus ojos miró, y he aquí venía Esaú, y los cuatrocientos hombres con él: entonces repartió él los niños entre Lea y Rachêl y las dos siervas. Gn 33:2 Y puso las siervas y sus niños delante; luego a Lea y a sus niños; y a Rachêl y a José los postreros. Gn 33:3 Y él pasó delante de ellos, e inclinóse a tierra siete veces, hasta que llegó a su hermano. Gn 33:4 Y Esaú corrió a su encuentro, y abrazóle, y echóse sobre su cuello, y le besó; y lloraron.

 

 

ACERCA DE ESTE SITIO

SITIOS RECOMENDADOS

LISTA DE PASAJES

LITERATURA CRISTIANA

MENSAJE IMPORTANTE

INICIO